Muchas veces la llegada de un nuevo bebé puede generar sentimientos de culpa en las mamás y de celos en los hermanos mas grandes. Por eso, te brindamos consejos necesarios para vivir ésta hermosa experiencia con alegría en el hogar.

Es una felicidad para los papás la llegada de otro bebé, a veces la mamá siente culpa porque estaría “traicionando” el amor de su primer hijo y que nunca podrá querer tanto a su segundo hijo como quiere al primogénito. Estas sensaciones frecuentemente angustian a la mamá, son absolutamente normales y se irán desvaneciendo con el correr de los meses de embarazo.

Para el hermano mayor, la atención de sus padres ya no será para el solo, sino que tendrá que compartirla con el nuevo integrante. Su aceptación va a depender de la manera en cómo se maneje el anuncio del embarazo, la forma de integrarlo durante todo el desarrollo y la manera de presentar al bebé.

Si preparas a tu hijo para la llegada del recién nacido ayudarás a eliminar sus temores y será mas fácil que todos compartan la alegría del nacimiento.

La inclusión es clave

Los celos son algo inevitable, se trata de una competencia por un lugar que los niños creían único y en el que eran el centro de las miradas, de la atención y del amor de sus padres.

segundo-hijo-celos

Para ello, te brindamos algunos consejos para que el hermano mayor participe de la mejor forma en el embarazo y reciba a su hermanito con mucha felicidad y expectativa:

  • Buscar el momento adecuado: durante el embarazo, la forma de explicarle a un niño sobre la concepción va a depender de su edad y de su grado de maduración. El momento de comunicar la llegada del bebé es una decisión muy personal.
  • Eliminar todas las dudas del hermano mayor: las preguntas que surjan deberán ser explicadas de acuerdo con la comprensión del niño, pero nunca evadir sus consultas. Es necesario buscar términos que el pueda entender.
  • Relacionar el nacimiento con eventos futuros: para los niños pequeños, la idea de esperar 9 meses para ver al bebé es muy difícil de comprender, por ello es preferible relacionar el momento del nacimiento con algún otro acontecimiento, por ejemplo: nacerá en la época de Navidad, o cuando llegue el invierno, etc.
  • Llevar al hijo mayor a la consulta con el médico: es importante que pueda presenciar una ecografía para escuchar los latidos del corazón de su hermanito.
  • Alentar al hermano mayor a pensar nombres para su futuro hermanito.
  • Explicar con anticipación quien lo cuidará el día del parto: es importante que el niño sepa quien lo acompañará ese día.

El rol del hermano mayor

hermanitosCon el nacimiento del nuevo bebé, el niño ya no es el hijo único ni el más chiquito, ahora es el hermano mayor. A veces es un problema cargarlo con éste nuevo título ya que implica adjudicarle nuevas responsabilidades. Se aconseja no sobrecargarlo con el recientemente adquirido rol, por ejemplo: “dale el juguete, que él es el mas chiquito” o “cuida que no se caiga, eres el mayor”. Éstas exigencias tienden a trabar la relación porque el hermano mayor siente que el más pequeño tiene ciertos privilegios y que él es desplazado.

El hermano mayor también es chiquito, entonces también tenemos que acompañarlo brindándole seguridad afectiva que requiera en ésta etapa.

La clave en la relación entre hermanos está en la palabra compartir. La familia tiene que hacer un esfuerzo para compartir con ambos niños, por ejemplo: si se juega con el más pequeño, integrar al mayor para que no se sienta aislado, llevarlos juntos de paseo, mimarlos a los dos, etc. Esto ayuda a que el niño al hacer actividades junto a su hermanito no se sienta excluido y refuerce los lazos con él. Así comprenderá que no estará solo y nacerá de si mismo el compartir sus juguetes y los espacios con el nuevo integrante de la familia.

También es necesario dedicarle cierto tiempo exclusivo al hermano mas grande, tal como se hace con el pequeño. Lo más sano emocionalmente es ofrecerles lugares diferenciados con respeto por sus gustos y preferencias de manera independiente.

En definitiva, compartir y respetar con las bases para la convivencia entre ambos hermanos y esto hará que ninguno se sienta descuidado.

familia