La esquizofrenia es considerada como una patología psiquiátrica altamente discapacitante para la persona que la padece.

La esquizofrenia se caracteriza por síntomas positivos y síntomas negativos.

1- Los síntomas positivos son: Alucinaciones y delirios. Suele mejorar con la medicación.

2- Los síntomas negativos son: abulia, embotamiento afectivo, aislamiento, anhedonia, falta de iniciativa, apatía, etc. En la esquizofrenia residual predomina el empobrecimiento de la afectividad, de la conducta y del lenguaje cuyo tratamiento prioritario es la rehabilitación psicosocial.

Según diversos estudios científicos, se ha identificado que previo a la primera crisis o brote psicótico, la persona ya presenta algunos de los síntomas negativos. Estos pacientes sufren graves dificultades para lograr una integración social plena.

esquizo1

En la actualidad y con el avance de las Neurociencias, se han encontrado síntomas cognitivos además de los trastornos del pensamiento que lo caracteriza como desorganización, dificultad para pensar, entre ellos se describen:

Alteraciones en la Atención:

1- Atención focalizada: Escasa capacidad de focalización y problemas de concentración.

2- Distraibilidad: mayor sensibilidad a las distracciones, e incapacidad para diferenciar entre la información relevante e irrelevante.

3- Disposición fragmentada: el sujeto no es capaz de utilizar los indicios ni la información previa con la que cuenta para procesar la información o realizar una tarea específica.

4- Perplejidad atencional: el sujeto no logra la síntesis de contenido de los fenómenos y estímulos que le rodea, por lo que a veces percibe el ambiente como una saturación de estímulos.

5- Limitación general de los recursos atencionales: dificultad para llevar a cabo tareas que exigen esfuerzo sostenido.

6- Atención sostenida: Problemas de impersistencia y menoscabo de atención muy pronunciado.

Pensamiento y funciones ejecutivas:

1- Dificultad en el pensamiento abstracto, con una insuficiente capacidad de generalización y de formación de conceptos.

2- Escasa habilidad para planificar.

3- Trastornos en la voluntad.

4- Tendencia a perseverar en las respuestas.

5- Pobre juicio social.

6- Falta de flexibilidad cognitiva.

esquizofrenia-cerebro

Memoria

1- Memoria de corto plazo: déficit tanto en la memoria visual como en la verbal. Esta disfunción se asocia más a limitaciones de codificación (fallos a la hora de organizar la información) y recuperación (fallos en el uso de señales contextuales) más que a problemas de almacenamiento.

2- Recuerdo deficitario de listas de palabras, de pares de estímulos asociados, de historias y de figuras.

3- La memoria de reconocimiento se halla escasamente alterada y la memoria procedimental se halla conservada.

4- El déficit en la memoria verbal declarativa episódica (o autobiográfica) parece ser el hallazgo más consistente.

5- Los trastornos en la memoria de largo plazo podrían ser explicados por el déficit de la memoria de trabajo.

Lenguaje

Sintaxis: La función sintáctica puede aparecer en casos graves de esquizofrenia desorganizada, que es donde son más evidentes los trastornos cognitivos. La dificultad en generar un discurso estructurado gramaticalmente puede considerarse como un déficit en las capacidades cognitivas superiores de atención, síntesis, planificación y supervisión del discurso. No obstante, no se ha descartado en la esquizofrenia la presencia de alteraciones morfosintácticas propiamente relacionadas con el lenguaje e independientes del procesamiento de la información.

Pragmática: Falta de fluencia y espontaneidad en el discurso y comunicación verbal deficiente. Estos déficit se asocian a un déficit en el procesamiento controlado de la información.

Intervenciones en paciente con Esquizofrenia

Es importante previamente a cualquier intervención, realizar una adecuada valoración diagnóstica interdisciplinaria, para identificar aquellas áreas que requieren mayor foco al inicio de las intervenciones, acompañado de una Evaluación Neuropsicológica.

EZQUIZO intervencion

Las áreas de intervención se basan en:

– Área de Habilidades Sociales

– Área de Autonomía Personal

– Área de Estimulación Cognitiva

– Área de Autoestima y autoconcepto

– Área ocupacional

Es relevante considerar que la farmacoterapia apunta a la supresión de los síntomas, por ende es de suma importancia la administración de fármacos bajo supervisión de médico psiquiátra. Por otra parte las intervenciones psicosociales están dirigidas a favorecer y posibilitar la adquisición o recuperación del conjunto de destrezas, habilidades y competencias necesarias para llevar una vida autónoma, y a potenciar la integración social dentro de la comunidad, apoyando y fomentando un funcionamiento lo más autónomo, integrado e independiente que sea posible así como el desempeño de roles sociales.

Desde finales de los años noventa se inició el diseño y la edición de programas de rehabilitación neuropsicológica dirigidos a paliar o mejorar las alteraciones cognitivas secundarias a esta patología.

Uno de los primeros programas en publicarse, y por ello más empleado en estudios de rehabilitación en esquizofrenia, fue el Integrated Psychological Therapy (ITP) Comprende el abordaje de cinco áreas, cuatro de las cuales se centran en habilidades sociales. Sin embargo, no contempla el abordaje específico de problemas de atención, memoria o funciones ejecutivas.

tratamiento-social-de-la-esquizofrenia2-1224933323612522-8-thumbnail-4

Posteriormente le siguieron el Cognitive Enhancement Therapy (CET), que combina actividades dirigidas a mejorar el rendimiento en funciones cognitivas con intervenciones orientadas al ajuste social y general de los pacientes con esquizofrenia; el Neurocognitive Enhancement Therapy (NET), que se plantea como un entrenamiento con alta frecuencia de intervención: sesiones de cinco horas semanales durante 26 semanas, o el Cognitive Remediation Therapy (CRT), basado en el programa de Delahunty y Morice, que incluye entrenamiento sobre cómo potenciar la eficacia de las funciones cognitivas preservadas, enseñar al paciente cómo guiar su conducta a través de patrones ya aprendidos que son útiles, así como a apoyar su rendimiento en otras estrategias de metacognición, de apoyo social y de motivación personal.

El diseño del programa respeta los principios de los modelos teóricos en rehabilitación neuropsicológica: los conceptos de restauración de la función dañada, la compensación de la función perdida y la optimización de las funciones residuales. Se plantea desde una intervención interdisciplinar y múltiple, en el sentido de que la actividad rehabilitadora se inserte en los programas habituales de tratamiento de los pacientes, de manera que sean compatibles con ellos.

En síntesis la mayoría de los programas de rehabilitación cognitiva de la esquizofrenia se diseñan para actuar sobre los diversos déficits cognitivos comúnmente asociados a la enfermedad: atención/concentración, memoria y función ejecutiva dentro de un tratamiento integrado mejora las habilidades para la vida diaria.

Los déficit neurocognitivos que más dificultan el proceso rehabilitador en la esquizofrenia son los de la memoria verbal y la vigilancia. Las técnicas de suplencia permitirán mejorar el rendimiento metacognitivo, de lenguaje o de memoria a través del aprendizaje implícito de estas capacidades.

El objetivo de todos estos programas, residen en la motivación de ser un aporte para mejorar la calidad de vida de los pacientes con este diagnóstico y su inserción socio-laboral.

reinsercion-social

Sería interesante que además del tratamiento farmacológico sea considerado el trabajo interdisciplinario desde la neuropsicología, terapia ocupacional, fonoaudiología y psicología.